Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos
sidearea logo
Juguetes ópticos - MUVAC-Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos
16925
page-template-default,page,page-id-16925,page-parent,page-child,parent-pageid-15689,bridge-core-1.0.5,mega-menu-top-navigation,mega-menu-popup-navigation,ajax_updown,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,side_menu_slide_from_right,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

Juguetes ópticos

Juguetes ópticos

Juguetes ópticos

 

A finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, diversos científicos crearon objetos mecánicos para comprobar las teorías retinianas. No obstante, cuando estos aparatos cumplieron los objetivos científicos se convirtieron en juguetes ópticos útiles para el entretenimiento de niños y jóvenes.

 

Los instrumentos que alguna vez fueron aburridos y que estaban destinados a la práctica de la ciencia lograron captar la atención y el deseo de los niños y del público en general por la fascinación que provocaba ver las imágenes en movimiento. Por ello, a lo largo del siglo XIX, al acaparar la imaginación popular, se comenzaron a fabricar de modo industrial. Pero como eran muy costosos se puede intuir que solo las personas de “clase alta” o la gente con suficientes medios económicos podían comprarlos.

 

Poco a poco estos objetos se fueron mejorando y con el teatro óptico de Émile Reynaud generaron un espectáculo que anticipó la situación que más adelante pasaría el cinematógrafo.

 

Algunos de los principales juguetes ópticos fueron: el taumatropo (1825), la rueda de Faraday (1830), el fenaquistiscopio (1832), el zoótropo (ca.1834-1867), el disco de Newton (1680), el praxinoscopio, etc.

 

Características

 

En un principio los juguetes ópticos podían transmitir la sensación de movimiento a una sola persona o a quien estuviera enfrente del artefacto; tal fue el caso del Taumatropo. Tras el paso del tiempo se hicieron más complejos debido a los avances de la óptica y ya podían ser utilizados por varias personas a la vez.

 

Dichos objetos trataban de imitar el movimiento por medio de varios dibujos o fotografías pues cada uno mostraba una etapa de movimiento. Éstas eran pasadas de forma rápida para producir la sensación de desplazamiento continuo. Es decir, los dibujos mantenían un movimiento cíclico.

 

Por otro lado, se dice que en el fondo los juguetes ópticos se basaban en el espejo ya que producían una especie de espejismo, una ilusión de movimiento.

 

Datos curiosos

 

Émile Reynaud fue quien por primera vez incorporó el espejo al interior del juguete óptico. Además, su teatro óptico representa el paso del juguete al espectáculo.

Páginas

Aparatos precinematográficos