Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos
sidearea logo
Thomas Alva Edison - MUVAC-Museo Virtual de Aparatos Cinematográficos
16342
page-template-default,page,page-id-16342,page-child,parent-pageid-15674,bridge-core-1.0.5,mega-menu-top-navigation,mega-menu-popup-navigation,ajax_updown,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,side_menu_slide_from_right,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

Thomas Alva Edison

Thomas alva Edison
Thomas Alva Edison

Inventor y empresario estadounidense, considerado una de las figuras fundamentales en la revolución tecnológica de mediados del siglo XIX, Edison también ostenta el título de ser uno de los primeros impulsores del cine y del desarrollo de la industria cinematográfica de su país.

 

Thomas Alva Edison nace el 11 de febrero de 1847, en Milan, Ohio. El menor de siete hermanos del matrimonio entre Samuel Edison y Nancy Elliot, padecía de problemas de salud desde muy temprana edad; algunos de sus biógrafos arguyen que su carácter tímido y en ocasiones irascible se debió en gran medida a los largos periodos de aislamiento por los problemas que padeció del oído.  Hacia 1854, la familia de Edison se mudó a Port Huron, Michigan.

 

El pequeño Edison fue educado en casa, pues después de un breve periodo en la escuela su madre decidió sacarlo por los comentarios negativos que los maestros hacían sobre el intelecto de su hijo, llegando a considerarlo como retrasado. Edison, no obstante, mostraba interés y fascinación por cuestiones relacionadas con la mecánica al tiempo que leía infatigablemente.

 

Alrededor de 1859, Edison comenzó a vender dulces y periódicos en las vías del tren entre Detroit y Port Huron. Hacia 1862 Edison aprende a utilizar el telégrafo (sistema de señales eléctricas que codificaba mensajes y que había ganado notoriedad durante los años anteriores), para, durante los siguientes años, migrar de ciudad en ciudad desempeñándose en trabajados relacionados con dicho aparato. Muchos de los esfuerzos de Edison a lo largo de su vida estuvieron orientados en mejorar y manufacturar distintos modelos del telégrafo.

 

A mediados de 1869 Edison se mudó a Nueva York. Ese año marcaría el inicio de un periodo sumamente fructífero en su vida, tanto por las asociaciones que establece como por los proyectos en los que se involucra. Ejemplo de esto anterior es la organización que forma con Franklin L. Pope y James Ashley: Pope, Edison and Co. Edison además establece la Newark Telegraph Works, en conjunto con William Unger, para manufacturar reservas de impresión.

 

En una década en la que la Western Union se había establecido como la compañía más importante de servicios telegráficos a nivel nacional, Edison logró instalarse como empresario independiente y establecer sus propias empresas de servicios de comunicación. Quizá uno de los inventos más importantes que realizó en esta época fue un telégrafo que podía mandar cuatro mensajes simultáneos sobre una misma línea.

 

En 1876 abrió su laboratorio en Menlo Park y con ello dio inicio a uno de los periodos más importantes de su vida. Como algunos de sus biógrafos han señalado, los grandes inventos que se le han adjudicado a Edison fueron posibles en gran medida gracias al equipo de trabajo que formó y con el cual colaboraba continuamente. Sin los científicos y los técnicos que lo acompañaron, muchas de sus ideas habrían encontrado dificultades para materializarse.

 

Es en Menlo Park donde Edison realizó los descubrimientos que le darían fama mundial: el fonógrafo y la bombilla incandescente. El primero de ellos sería conseguido hacia 1877; el segundo hacia 1879. Contrario a lo ocurrido con el fonógrafo, cuya comercialización masiva comenzaría años después de ser inventado, la bombilla eléctrica pronto se volvió uno de sus inventos más redituables.

 

Edison formó varias compañías y asociaciones que se encargarían de la manufacturación y distribución de las bombillas, así como de la construcción de estaciones eléctricas: Edison Electric Iluminating Company of New York, Edison Machine Works, Edison Electrical Tube Company, Edison Lamp Works, entre otros.

 

Edison también contribuyó en uno de los ámbitos que, durante esos años, crecía considerablemente: el de las tecnologías de la imagen. Después de conocer a Muybridge en 1888 y observar el funcionamiento de su zoopraxinoscopio, Edison decide ponerse a trabajar en su nuevo laboratorio que, desde 1887, se instaló en West Orange, Nueva Yersey.

 

En asociación con William K. L. Dickson, construyó dos dispositivos: el kinetógrafo y el quinetoscopio. El primero de ellos es considerado por algunos historiadores del cine como el precedente de la cámara cinematográfica. Este, si bien poseía la habilidad de grabar, no estaba capacitado para reproducir las imágenes.

 

 

El quinetoscopio, por otra parte, resultó mucho más redituable en su comercialización. Este era, a grandes rasgos, una máquina en forma de caja que contenía, en su interior, un mecanismo que movilizaba una cinta que pasaba encima de una luz eléctrica. Popular en ferias y parques de atracciones, pronto se volvería una atracción menor al competir con el invento de los Lumière: el quinetoscopio, a diferencia del cinematógrafo, sólo daba la posibilidad de ser visualizado por una persona.

 

kinetoscopio de Edison

 

Otra de las personas que aportó material para los filmes de Edison fue Georges Eastman. La utilización de una banda de celuloide, así como el establecimiento de ciertas normas que acompañarán al cine (como el formato de negativo de 35 mm.), son otras de las contribuciones de Edison a la industria cinematográfica.

 

A Edison también se le acredita la construcción de uno de los primeros estudios de cine: el Black María. Allí se grabaron muchos de los pequeños films que el quinetoscopio reprodujo.

 

Después de que Dickson colaborara con competidores de Edison, este lo despide. “El mago de Menlo Park”, ahora asociado con Thomas Armat y Charles Francis Jenkins, puso en circulación el vitascopio, un proyector de cine que podía exhibir imágenes de gran tamaño. El deseo por apropiarse del monopolio del cine llevó a Edison a formar la Motion Picture Patents Co. hacia 1909, que controlaría la producción de cine en Norteamérica durante los siguientes años. Edison se distanciaría definitivamente de la industria cinematográfica en 1918.

 

 

A lo largo de su carrera en la industria incipiente del cine, los estudios de Edison grabaron cerca de 1200 films. Entre los más famosos se encuentran El beso (The Kiss); Asalto y robo de un tren (The Great Robbery); La tierra más allá del atardecer (The Land Beyond the Sunset); What Happened to Mary (¿Qué ocurrió con Mary?). Algunos de los directores más notables que colaboran en la organización de Edison son Edwin S. Porter, Edward H. Griffith, Alan Crosland, entre otros.

 

Después de una vida sumamente productiva y llena de éxito, Thomas Alva Edison falleció el 18 de octubre de 1931, en Nueva Jersey, Estados Unidos.

 

 

Bibliografía:

 

  • Sadul, Georges. Historia del cine mundial desde los orígenes. Trad. de Florentino M. Turner. México: Siglo XXI Editores, 1996
  • Sklar, Robert. Film: an international history of the medium. New York: Harry N. Adamas, 1993
  • Guberm, Roman. Historia del cine. Barcelina: Ediciones Danae, 1973
  • Wall, Julia. Lighting up the world. A biography of Thomas Edison. New Zealand: Learning Media, 2005
Páginas

Precursores del cine